Revisa el aire acondicionado de tu coche

¿Comienzan tus vacaciones?. ¿Revisaste el aire del coche?.

Estamos en pleno verano y comienzan las vacaciones. Muchos usaremos nuestro coche para desplazarnos a nuestro destino vacacional pero no nos acordamos de lo importante que es nuestro aire acondicionado hasta que deja de funcionar. ¿Y qué mal se pasa en un día de calor dentro del coche, eh?. La verdad es que es sofocante, pero eso no es lo único que puede provocar. Cualquier fallo en tu sistema de climatización o el mal funcionamiento de este puede causar problemas derivados de un exceso de calor que afecten a la comodidad, visibilidad y manejo del automóvil, ya que la fatiga o la pérdida de concentración pueden generar un importante riesgo para la seguridad en la carretera. Es por ello que el aire acondicionado es una parte importante en la seguridad, porque gracias a él puede controlarse la temperatura y así crear un ambiente óptimo para la conducción.

 

En principio es aconsejable revisar el aire acondicionado porque en ocasiones algunos materiales como los conductos y las juntas pueden tener pequeñas pérdidas de gas, y por eso realizar una recarga del aire acondicionado cada dos años es necesario en muchos casos.

 

¿Cómo detectar una avería?

 

Si la temperatura no logra bajar lo que estábamos acostumbrados, o al salir el aire, este desprende un olor desagradable, es un problema común asociado al filtro antipolen, a un error en el sistema eléctrico o una falta de gas refrigerante causada por una fuga en el circuito. Esta última es la más habitual y en este caso un especialista debería repararla.

 

El sistema del aire acondicionado está compuesto de otros componentes como el ventilador, condensador, válvula de expansión, evaporador o compresor, que también podrían estar dañados y necesitar de una revisión más exhaustiva.

 

Para detectar una fuga existen varios métodos y suelen ser peligrosos, por lo que se recomienda un profesional cualificado con los conocimientos técnicos y equipamiento adecuados para realizar la revisión y reparación pertinente.

 

Existen talleres especializados donde los profesionales tienen la formación y la titulación para la manipulación. Ya que se revisan todos los conductos y luego con una máquina de recarga se realizan las pruebas para la comprobación de la correcta carga de gas del sistema. Mediante un kit de detección de fugas se verifica el circuito para buscar posibles fugas o perforaciones y en caso de encontrarlas se procede a su reparación.

 

En ACR disponemos de un centro de formación para profesionales donde impartimos diferentes cursos para la certificación en la comercialización y manipulación de gases fluorados, además fabricamos maquinaria y herramienta para la realización de las revisiones. Para nosotros es muy importante formar bien a los profesionales y así conseguir resultados óptimos en las reparaciones.

 

En definitiva, si vas a usar durante largo tiempo tu automóvil y ves alguna anomalía en el aire acondicionado, no te la juegues y acude rápidamente a un taller especializado para poder conducir con total comodidad.

¡Feliz verano!

 

¿Por qué debemos realizar el mantenimiento del sistema de aire acondicionado de nuestro vehículo?

Aunque algunos fabricantes de vehículos puedan afirmar lo contrario, el sistema de aire acondicionado debe tener un mantenimiento regular. Cada año, de manera natural a través de diferentes elementos de conexión se puede llegar a perder el 10% del agente refrigerante del sistema. Este dato puede llevarnos a que en 3 años podamos notar una reducción en el rendimiento del sistema. Hemos de tener en cuenta también que el agente refrigerante que circula por el circuito de refrigeración, hace de medio de transporte del aceite que hay en el interior del sistema, y el aceite es un lubricante imprescindible para el compresor del aire acondicionado. Si el sistema carece de agente refrigerante, se corre el riesgo de no tener el compresor suficientemente lubricado y por lo tanto provocar una avería en este. Esta avería puede alcanzar unos costes en torno a los 1.000 €, pero se puede evitar con un buen cuidado y revisión del sistema de aire.

También desde el exterior, por los manguitos se puede humedecer el agente refrigerante, parte de esta humedad puede quedar retenida en el filtro deshidratante del sistema del aire acondicionado. El grado de saturación se puede alcanzar tras dos años de uso y si no se renueva regularmente puede causar la corrosión del sistema debido a la humedad. Otra causa que puede suceder el peligro de congelamiento de la válvula de expansión y esto puede provocar daños importantes que pueden derivar en el fallo total del sistema del aire acondicionado.