Revisa el aire acondicionado de tu coche

¿Comienzan tus vacaciones?. ¿Revisaste el aire del coche?.

Estamos en pleno verano y comienzan las vacaciones. Muchos usaremos nuestro coche para desplazarnos a nuestro destino vacacional pero no nos acordamos de lo importante que es nuestro aire acondicionado hasta que deja de funcionar. ¿Y qué mal se pasa en un día de calor dentro del coche, eh?. La verdad es que es sofocante, pero eso no es lo único que puede provocar. Cualquier fallo en tu sistema de climatización o el mal funcionamiento de este puede causar problemas derivados de un exceso de calor que afecten a la comodidad, visibilidad y manejo del automóvil, ya que la fatiga o la pérdida de concentración pueden generar un importante riesgo para la seguridad en la carretera. Es por ello que el aire acondicionado es una parte importante en la seguridad, porque gracias a él puede controlarse la temperatura y así crear un ambiente óptimo para la conducción.

 

En principio es aconsejable revisar el aire acondicionado porque en ocasiones algunos materiales como los conductos y las juntas pueden tener pequeñas pérdidas de gas, y por eso realizar una recarga del aire acondicionado cada dos años es necesario en muchos casos.

 

¿Cómo detectar una avería?

 

Si la temperatura no logra bajar lo que estábamos acostumbrados, o al salir el aire, este desprende un olor desagradable, es un problema común asociado al filtro antipolen, a un error en el sistema eléctrico o una falta de gas refrigerante causada por una fuga en el circuito. Esta última es la más habitual y en este caso un especialista debería repararla.

 

El sistema del aire acondicionado está compuesto de otros componentes como el ventilador, condensador, válvula de expansión, evaporador o compresor, que también podrían estar dañados y necesitar de una revisión más exhaustiva.

 

Para detectar una fuga existen varios métodos y suelen ser peligrosos, por lo que se recomienda un profesional cualificado con los conocimientos técnicos y equipamiento adecuados para realizar la revisión y reparación pertinente.

 

Existen talleres especializados donde los profesionales tienen la formación y la titulación para la manipulación. Ya que se revisan todos los conductos y luego con una máquina de recarga se realizan las pruebas para la comprobación de la correcta carga de gas del sistema. Mediante un kit de detección de fugas se verifica el circuito para buscar posibles fugas o perforaciones y en caso de encontrarlas se procede a su reparación.

 

En ACR disponemos de un centro de formación para profesionales donde impartimos diferentes cursos para la certificación en la comercialización y manipulación de gases fluorados, además fabricamos maquinaria y herramienta para la realización de las revisiones. Para nosotros es muy importante formar bien a los profesionales y así conseguir resultados óptimos en las reparaciones.

 

En definitiva, si vas a usar durante largo tiempo tu automóvil y ves alguna anomalía en el aire acondicionado, no te la juegues y acude rápidamente a un taller especializado para poder conducir con total comodidad.

¡Feliz verano!

 

¿Cómo sacar el máximo rendimiento al aire acondicionado en verano?

Estamos en pleno verano y el calor es el máximo protagonista, en estos días con tan altas temperaturas quedarnos en casa no nos apetece y cogemos el coche en busca de la playa o la piscina más cercana, o simplemente un lugar más fresco y agradable donde disfrutar de estas fechas, es entonces cuando subimos a nuestro vehículo y el aire acondicionado pasa a ser nuestro mejor aliado, aun así parece en muchas ocasiones que el sistema de aire acondicionado no es suficiente para paliar esa sensación de bochorno que experimentamos al entrar al habitáculo, aquí unos consejos para conseguir un máximo rendimiento del aire acondicionado del coche y conseguir refrescar el ambiente más rápidamente:

  • Aparcar en un sitio sombreado.
  • Dejar las puertas abiertas un momento antes de comenzar a circular.
  • Al iniciar el viaje poner el aire acondicionado y la ventilación al máximo.
  • Conducir los primeros minutos con las ventanas y el techo solar (si disponemos de él) abiertos.
  • Procurar que la temperatura interior del vehículo no baje de los 22ºC.

Suele ser complicado en fechas veraniegas encontrar fácilmente donde estacionar, sobretodo en las zonas más turísticas, aun así, si es posible es conveniente en días soleados aparcar en un lugar con sombra. En caso de no poder ser la temperatura interior del vehículo puede alcanzar los 60ºC. Para evitar ese golpe de calor al subir al vehículo debemos dejar las puertas abiertas durante un breve espacio de tiempo, a continuación para obtener una refrigeración rápida lo ideal es poner al máximo el sistema de aire acondicionado y el ventilador del habitáculo. El chorro de aire no tiene porque dirigirse de forma directa a los ocupantes del vehículo. Accionar brevemente la recirculación del aire acelera la refrigeración del habitáculo, al igual que abrir las ventanas o el techo solar durante los primeros minutos de iniciar el viaje, que provoca un intercambió de aire para que refresque más rápido. Por razones de seguridad la temperatura del habitáculo no debería ser inferior a los 22ºC.

¿Cómo evitar que se empañen los cristales del coche con ayuda del aire acondicionado?.

¿Cómo evitar que se empañen los cristales del coche con ayuda del aire acondicionado?.

 

Los cristales empañados es algo que a todos nos ha sucedido en muchas ocasiones, un cristal empañado es la humedad del aire sobre este. Un buen uso del aire acondicionado de tu coche puede solucionar este problema.

 

Generalmente cuando más frío hace el aire está más húmedo y el cristal más frío y a través de nuestra ropa, unos zapatos mojados introducimos más humedad en el interior del vehículo, también nuestra respiración aporta esa humedad en exceso. El sistema de aire acondicionado deseca el aire del interior del vehículo, desempañando los cristales. Este proceso puede ser más rápido si desde el principio conectamos la recirculación del aire.

 

Para ello os contamos que pasos debemos seguir:

  • Conectar el sistema de aire acondicionado.
  • Dirigir el chorro de aire directamente sobre el parabrisas.
  • Accionar la tecla de recirculación de aire.
  • Poner al máximo el ventilador y la calefacción.

 

Tras unos minutos apagaremos la recirculación del aire y ajustaremos el ventilador en la posición intermedia.

 

Nota: en algunos vehículos, el automatismo del climatizador apaga el sistema de manera automática cuando la temperatura exterior está por debajo de los +4ºC.